Archivos para la categoría: Typo

Este nuevo proyecto “Tales of Suspense” es una serie de portadas ficticias que he diseñado con mi propio estilo, inspirado por los increíbles horror-cómics del mismo nombre. He querido seguir los pasos de uno de mis diseñadores favoritos, Manolo Prieto, quien diseñó las portadas de toda una serie de libros y cuentos. Tal y como hizo él, he querido utilizar sólo dos o tres colores. También he querido crear estas portadas con un aire retro, como si se hubieran hecho en la misma época en la que salieron los cómics.

 

One of Us is a Martian!

de Steve Ditko, portada del Tales of Suspense #4; Marvel, 1959.

 

La primera portada que he decidido rediseñar (qué poco me gusta esta palabra) es el número 4 del Tales of Suspense. Me encantan las cintas de terror de los 40-60, y así he querido tratar mi ilustración. Pero antes que nada, veamos la portada original.

ab2b9929773315.5602f0bc2f80b

 

Sé que es imposible llegar al nivel de Steve Ditko, y realmente no buscaba eso. Mi trabajo consistía en hacerla parecer totalmente diferente. Como si en lugar de ser la portada de un cómic, fuera una portada para unos libros. Primeros bocetos.

46cbf729773315.5603e56dd83e3

0e686229773315.5602f0bc30936

Tal y como podéis ver, quise usar una mano desde el principio de la idea. Es una de mis “cosas” favoritas para usar , pueden expresar un montón de cosas… No quiero hablar mucho, prefiero que descubráis la ilustración y opinéis.

Quise hacer muchas cosas diferentes aquí. Quería enseñar la transformación “de humano a alien” mediante los dedos: podéis observar como cada dedo es más oscuro que el anterior, hasta llegar al dedo más oscuro, un dedo de alien. Además, mi primera idea era mostrar ese “uno de nosotros” del título, y quería un dedo señalando , como refiriéndose a sí mismo.

Y ya he hablado demasiado, espero que os guste el proyecto.

 

14081229773315.5602f0bc32c07

b18aef29773315.5602f0bc2e657

Algo divertido para hoy. He empezado un nuevo proyecto. Totalmente personal y además gratis, perfecto para los días que me encuentre un poco bajonero: The Tarantino Titles.

Quentin Tarantino es una de las pocas personas (junto con mi señora, mis amigos y Edgar Wright) que consiguen auparme el día, por muy malo que haya sido. Así que, he decidido que cualquier día que me encuentre así me pondré una película de él; y luego les pondré un nuevo título.

He decidido dar el pistoletazo con la nueva de Tarantino, que aún no se ha estrenado: The Hateful Eight.

¡Disfrutad!

TARANTINO 01_low

¿Cuántas veces habéis tenido la sensación de que un trabajo está, por fin, acabado? Hablo de acabado del todo, ese momento en que por fin apoyas las manos en la mesa y te quedas como unos 10 minutos mirando la pantalla. Yo, sinceramente, lo he vivido muy pocas veces. Puedo contarlo con los dedos de las manos y me sobran dedos manos.

El trabajo que os voy a presentar ahora fue uno de esos dedos. Se trata, otro año más, del  Llibret de la Falla Cotxera, que ya lleva varios años entre mis manos. Además este año contaba con el handicap que suponía -y perdonadme que sea tan presumido- un increíble trabajo y uno de mis proyectos más bonitos: la portada de Cotxera del año pasado. Pero este año -y perdonadme otra vez- no se queda para nada atrás.

02

07

Como habréis podido ver, sigo un poco el estilo al que evolucioné el año pasado, ya en el anterior Llibret y también en la portada que realicé para El Granerer de Torrent, una de las revistas falleras de la comunidad más importantes. El año pasado la portada contaba con una estética y un color muy alegres, que venía dada por el lema; este año el lema de la falla es nuevo, como podéis leer “Va ser una vegada… Tot continua igual” o en castellano “Érase una vez… Todo continúa igual”. Me gusta jugar con el lema y con el monumento que se va a plantar. En este caso, y por si no lo habéis adivinado aún, la falla va a criticar cómo nuestra vida de hoy en día no se distingue demasiado de la vida medieval. Hay reyes, hay clero, hay aristocracia… y hay juglares que se siguen burlando de nosotros. Este juglar es para mí un titiritero, y este titiritero se ha convertido en político, que nos maneja como más le viene en gana (y también se sigue burlando de nosotros)

Los colores, la tipografía y sobre todo la estética responden a este lema, con un tema más oscuro que el de 2014. En la portada podemos ver tres personas que se mueven al ritmo que dicta el juglar. De ellos, el del medio parece que ha conseguido soltarse. Sus hilos parecen haberse cortado y está dispuesto a ser libre. Las líneas me regalan, sin quererlo, (o al menos esa no fue mi idea) todo un decorado para el fondo negro: unos hilos se sobreponen a otros, y se tejen formas realmente chulas. Son ideas que surgen a medida que te enfrentas a la hoja en blanco, o en este caso, en negro. Además, el hilo me sirve de sincero homenaje a uno de los llibrets más bonitos que se han hecho nunca, y que debería reconocerse más a menudo, el realizado por -los ya amigos- el estudio de diseño Retales para la Plaza de la Merced en 2013. Chicos, este año reservarme uno de los que estáis haciendo, ¿eh?

09

01

Aunque parezca una chorrada decirlo, me gusta considerar el Llibret fallero como un libro en lugar de como un catálogo que es en lo que se ha convertido de unos años hacia aquí. La portada es, por tanto, la primera cara de un libro. Lo que tiene que animarte a comprarlo o no. No todas las fallas hacen lo mismo con sus llibrets, y suele ser lo más normal del mundo que la portada no refleje en nada el interior. Es más, ni tan si quiera la estética interior tiene muchas veces nada que ver con la portada.

Este año, he querido crear todo un libro, así que también he maquetado el interior. Todo el interior está realizado por dos compañeras mías que se han dedicado a ello, eso sí. Yo les facilité una guía de estilo con tipografías, márgenes y en general, una estética que seguir. Como curiosidad, dentro podréis encontrar un par de textos realmente críticos de mi autoría. Parece que este año no estaba yo para muchas bromas, no.

Imaginaos la escena, creo que eran como las 3 de la mañana cuando resultó todo este eureka. El primer boceto era de una gran mano que lo controlaba todo, pero no quería ser tan explícito, no es mi rollo. Un par de líneas me lo dejaron todo claro. Las líneas que empezaban en la mano acababan en unos muñecos, que al final se quedaron con todo el protagonismo. Llámalo muñecos, ninots, personas o yo mismo. Lo bueno de los trabajos creativos es que siempre pones algo de ti en ellos, y esta portada es uno de esos proyectos.

Esos proyectos que cuando te quedas mirándolo fijamente puedes verte reflejado en él. Y ver cómo te devuelve la mirada. Seguimos creciendo.

05

04